MASAJE METAMÓRFICO

El Masaje Metamórfico es una técnica  muy eficaz . A través de unos suaves pases o masaje en los pies, correspondientes a la zona refleja de la columna vertebral, manos y cabeza, se alcanza un estado de relajación profundo, y desde esas ondas, se liberan bloqueos energéticos de patrones a veces muy antiguos ( del presente, pasado… cualquier etapa).

Close up of baby's foot in mother's hand --- Image by © Royalty-Free/Corbis

El Dr. Robert St. John, fué quién desarrolló esta técnica, tan sencilla en la aplicación como efectiva en sus resultados y continuó investigando sobre ella . Así pautó desde la etapa de la pre-concepción al nacimiento y por este motivo, durante un tiempo también se denominó a esta técnica Terapia Pre-natal.

Aunque el descubrimiento le llegó al observar los cambios que se producían en una niña con Síndrome de Down y después en niños con autismo, la técnica es favorecedora para aplicar a todas las personas, sea cuál sea su edad, estado o condición, pues carece de contraindicaciones.

Este masaje ayuda a trabajar y liberar emociones que hemos ido acumulando desde que nos encontrábamos en el útero materno hasta nuestros días.

Aplicada en embarazo y bebés crea una especial conexión entre la mamá y el futuro bebé, además de los beneficios para ambos de relajación y liberación de tensiones.

Sus beneficios se experimentan principalmente a nivel emocional, psicológico y anímico.

Despierta nuestra capacidad de autoescucha y de relajación profunda, liberando de una manera muy suave memorias de bloqueos y traumas vividos (tanto en el útero de nuestra madre como en cualquier otra época de nuestra vida).

Con ésta técnica se escucha, observa y facilita la expresión de todo, por lo que también es un complemento ideal para los procesos de psicoterapia.
La técnica metamórfica contempla al ser como una unidad, de forma holística.

Precisamente se trata de acoger  y  acompañar,  desde el respeto …la manifestación de la persona tratada.

Este masaje es muy beneficioso en épocas de cambios personales, épocas de crisis, en tomas de decisiones  importantes y en cualquier situación de estrés tanto físico como emocional.

Es un masaje específico para trabajar nuestras emociones, pero también incide de manera considerable en el cuerpo físico, a  nivel de relajación del sistema nervioso, angustia y ansiedad.

Actúa a nivel muy profundo, de tal modo que despierta la autoescucha y nos conecta con nuestra sabiduría interior.

Es una valiosa herramienta de autoconocimiento y crecimiento personal.

Anuncios